“Espacios lentos”, leo. No tengo idea cuándo lo escribí. Hace mucho que mi caligrafía no cambia, pero de todos modos supongo que será hace ¿quince años? Más, quizá veinte. Otra vez, por las cualidades, entiendo que hay ciertas ideas larvales que esperan bastante para manifestarse de un modo más completo (otra vez aparece esa cámara de eco lexicográfica de Wladyslaw Tatarkiewicz). Recuerdo una charla pública en la que me referí “al comportamiento de los espacios”. También descubro que utilicé dos o tres títulos en situaciones de lo más dispares. Trato de seguir lo más minuciosamente posible estos dos tópicos que implican movimientos -en un y en otro caso- subrepticios. Pienso toda una autobiografía articulada en estas pesquizas. Creo que es todo lo que puedo acercarme a Monsieur Teste.

Anuncios