El cansancio también crea otras fábulas. Pasado cierto límite, no es nada elegante -lo mismo sucede con esos breves tics nerviosos-. Aplazo otra vez, me encierro más otra vez. Lecturas simultáneas: Marghanita Laski, Félix Bruzzone, Sergei Dovlatov, Vicenzo Cunsolo.

Anuncios